Archive for the 'Te valió madre' Category

06
Ene
12

propósitos 2012

¡Por fin se acabó el 2011! Todavía no determino si fue bueno o malo, o un punto entre ambos. Vamos, conocí a gente nueva, y me despedí de otras personas. Salí de viaje, aunque me hubiera gustado que fueran más y más largos. Terminé etapas de mi vida, aunque a uno esas cosas no siempre le resultan agradables.

Comencé a ir a terapia y, hasta ahora, ha sido la mejor inversión que he podido hacer. Me gusta ir, me siento bien, he avanzado en muchas cosas y me ha servido para sobrellevar algunas situaciones.

La carrera por fin la terminé y después de todo el drama del papeleo en el Colsan, al fin me aceptaron. En realidad, la bronca con el 2011 fue la onda en la casa, nada más no se pudo remediar nada y las cosas acabaron como acabaron (sí, así de contundente el asunto jajaja).

Va a ser un mes de eso, se ha pasado lento, trágico, triste, y qué sé yo. Todo pasa por algo, dicen. Todo es para mejor, espero.

El 2012 será empezar de cero todo. Vida nueva. Nueva casa, nuevos lugares, nueva escuela, nuevos compañeros, nuevo ambiente, nuevos horarios, nuevas dinámicas, nuevo celular, nueva actitud. Renovarse o morir.

Mis propósitos (más reales que los de otros años, creo yo) son:

1. Trabajar en mi relación con Aleks, enseñarle más cosas, enojarme menos. Hacer una familia entre los dos en la que nada falte.

2. Leer más y escribir menos peor. Tengo que trabajar estas dos cosas porque, además de que pienso vivir de ello, me sirven mucho ahorita como terapia ocupacional.

3. Continuar en mi terapia y echarle hartas ganas. Sacar lo que tenga que sacar, mejorar lo que deba mejorar y cambiar las cosas malas.

4. Echarle las ganas del mundo a la maestría, a ese proyecto que debo sacar de la mejor manera. Tener buenas calificaciones va incluido ahí.

5. Defenderme bien en la titulación. Faltan pocos días, no sé cuántos, y sí me da un poco de miedo, así que debo prepararme muy bien y mostrar seguridad.

6. Viajar. Quiero llevar a Aleks a que conozca el mar.

7. Pagar las deudas (o el recuento de los daños como dijera la Trevi).

8. Ya no ir tan chancluda a la escuela. Esto definitivamente debería subir de número en la lista.

9. Armar bien el proyecto de la revista de Episteme y ya ir a las juntas porque por equis o ye  a veces no puedo ir.

10. Lloriquear menos y sonreír más.

11. Estabilizarme económicamente. Esta va a estar pero si cabrona, pero pretendo lograrlo.

12. Comprarme una lap cuyas teclas no se caigan… jajajajajaja es un martirio intentar escribir ya en ésta.

13. Vivir el duelo. Es algo que debo aprender a hacer, debo darme tiempo y espacio para no caer en los mismos errores. Tengo que sanarme totalmente. Supongo que parece fácil o se dice fácil, pero no lo es tanto.

14. Determinar cómo es la persona que quiero para mí. Quizá no llegaré este año a buscarla, pero al menos debo dejar claro qué quiero y qué no.

 

 

Te dije, wey… a ver si este año no los olvidas

16
Dic
11

Maestría ahí te voy XD

Todas las cosas malas de los últimos días dejan de tener importancia =)

08
Dic
11

lo que mata

Creo que lo que me desespera más de mi intento de entrar a la maestría es la espera…

Primero esperar a ver si nos recibían los papeles, fue mucho tiempo y yo super estresada, pero sí se pudo. Luego que ampliaran la fecha porque alargaron la espera y mis nervios en la juntadera de papeles. Después los días para publicar la primera fase de resultados, y cuando se llegó el día nomás no los subían a la página. Mi nombre estaba ahí (ufff… una menos, pensé). Pero otra vez a esperar el correo con la información para continuar el proceso, checaba el correo como veinte veces a ver si ya había llegado… hasta que llegó.

La entrevista, martes 6 a las 10.30. El día anterior fue larguísimo, no comí, casi no dormí… malditos nervios. Y llegada la hora la entrevista fue mucho mucho mucho más perra que como la imaginé. Ya qué…

El viernes será el examen de inglés, sé que no doy una pero bueno, ahí vamos… y no sé qué rayos hacer de aquí al 16 que den el veredicto.

Preferiría que desde la entrevista hubieran dicho sí o no. Es la maldita espera la que me mata…

 

Te dije, wey… tú y tu brillante idea de querer estudiar una maestría ¬¬ ¡ahora muere de colitis! 

16
Nov
11

pues porqué será…

Aleks lleva usando lentes casi dos meses, le gustan mucho hasta eso y definitivamente los necesita. Con él no ha habido gran bronca (salvo eso de que hace días se emberrinchó, los rompió y los pegué) pero se los pone siempre, no los deja aventados en donde quiera y no se aguita.

La onda es la gente, y no la extraña porque siempre que pasa escucho “aawwww mira al niño!! n_n” o le dicen de cosas y así. Eso está chido,  hasta sirve para que con más ánimos se ponga los lentes. El rollo son los conocidos.

El otro día una mamá del kinder a donde va me pegó en el brazo y me dijo “y porqué le pusiste lentes???” y yo “pues porque los necesita!” y ella “y porqué!!!” toda enojada… y no es la única, varios preguntan lo mismo, como si yo quisiera que el chamaco tuviera que usarlos o como si fuera mi culpa! o sea, sí es hereditario pero ps ya qué!

Sus tías igual… que si se los puse para que se parezca a Superman ¬¬ o sea, ¡el que le gusta es Spiderman no Superman!, que si para que ande como yo ¬¬…  que por qué 3 de graduación, que mejor le ponga menos, c0mo si de mis huevos le pudiera poner lo que quiera…

Su maestra me dijo que si entonces ya no lo sacaba a educación física… chale, si son sólo unos lentes, no se quedó manco o algo!

No me enojo, pero me empiezan a desesperar… por otro lado, se ve todo guapísimo jajaja =)

Te dije, wey…  ¬¬

29
Oct
11

no, ahorita no, gracias

Tengo que admitir que me gustan mucho los chamacos… que me encantaría tener otro niño, que no sabría qué hacer con una niña pero igual me gustaría. Por un lado eso de que me gustaría un bebé, por otro Aleks ya está grande y estaría bien que tuviera un hermanito.

El Aleks, como les digo, ps ya está grande… ya sabe leer y escribir y sumar y medio restar, o sea que ya es todo un hombrecito n_n..  en unos meses estaré inscribiéndolo en la primaria. Supongo que ese día que lo vaya a dejar a la primaria será cuando definitivamente diga “mi aleks bebé ya no es tan bebé”. El lunes que lo vea en la escolta de abanderado también me hará pensar que ya no es tan chiquito… aunque sea traga años.

A veces pienso que, cuando por fin me decida, Aleks ya irá en secundaria. Tan sólo ahorita, si me embarazara ambos se llevarían 6 años, es mucho. Y la gente normalmente pregunta que para cuándo… no me molesta la pregunta ni nada, pero un “pus no sé” es un claro “pus no sé”. Algunas veces me dan ganas de recordarles que tengo 24 años… que tipo y si encargara un chamaco en unos 4 o 5 o 7 u 8 años, seguiría estando bien… sólo que dentro de 8 años aleks tendría 13.

Por gusto sí lo podría recibir el siguiente año, y de hecho así lo tenía pensado… pero luego la maestría. Tons dije, mejor cuando acabe, sí sí… en el 2014, pero ese año querré meterme al doctorado, tons espera al 2018 y de ahí sigue aumente y aumente el tiempo.

Por últimas me ando resignando (y sí es resignación porque me encantaría un chamaco más o hasta dos ❤ ) a quedarme sólo con Aleks. Sé que ha de tener sus ventajas.

Bueno, tipo a nadie le interesa, pero eso de continuar con la descendencia puede ser algo bastante difícil.

(y eso que la primera vez me salió tan fácil… ni cuenta me di, jajajajajajajaja )

 

Te dije, wey… en el 2045 tendré otro bebé… como La Tigresa 

 

20
Oct
11

A un mes de concluir: alumnos, compañeros y recuerdos

Caray, aquí estamos después de casi cuatro años y medio. Se dice fácil pero no lo fue tanto. Lo que sí, que hubo de todo, cosas buenas, malas, feas y peores… y unas muy chingonas. Antes de escribir un merecido reconocimiento a los maestros (esperando hablar de puras cosas buenas que compartieron, en serio) deberé hablar de cómo fueron estos años en la CCSYH o la Coordi pa’ los cuates. Con énfasis en la Lic. en Lengua y Literaturas Hispanoamericanas, claro está.

Como decía, hubo de todo. Desde el principio fue raro ser la primera generación porque uno se sentía como en la Academia, aún bromeamos un poco con ello y equiparamos las generaciones de la carrera con las del programa. Luego la falta de maestros para las materias… a veces hasta me anda dando envidia que los nuevos ya tengan más o menos una planta docente con profes que algo saben de las materias que imparten. Además, la onda de los libros, ¡cómo batallábamos! pero afortunadamente ahora hay Porrúa y Gandhi y medio alivianan el asunto.

Todo esto rodeados de tambores y una extraña fauna constituida por antropólogos, arquéologos, historiadores, geógrafos, la gente de la ECI y de la facultad de Psicología. La verdad es que no conocí a demasiada gente de otras carreras, sólo a los que compartían clase de inglés conmigo o a los que alguien me llegaba a presentar, pero los que conocí son poca madre (excepto el que me robó la cámara, ese no jajajaja).

De los compañeros de generación, debo decir algo que ya había dicho publicaciones atrás, con todo y todo, bien o mal, estuvo chido compartir cosas ahí. No cambiaría aunque pudiera, ni a las personas ni las situaciones, de todas aprendí (excepto de ti Xilef, de ti no aprendí ni madres y sí te mandaría una generación abajo… jajajajajaja 😄 ).

Cuando pienso en Sara, por ejemplo, luego luego recuerdo que me debo de contener ya que sí me contenga es otra cosa, de Ulises y Marycarmen recordaré que si uno pone atención y toma notas como que luego no batalla jajajaja, nunca nunca olvidaré el sonido de grillos que hacía el Pulso, ni el “guácala” tan famoso de Jonathan o el “meeh” de la Lupe, serán sin duda, referente obligado en las expresiones extralinguísticas (espero que se llamen así esas vainas).

Muchos se fueron pronto, el Beto que huyó a Canadá, el Rafa que por ahí anda el el Fb, el Tova que nunca leyó El Mío Cid, Alessia que terminó en Linguística en la  ENAH, Martha que según escribía en el periódico y jamás la leí, Mohabed que pus sabe!, Elena, Jorge, Pablo y Efrén que más se tardaron en entrar que en salir, también está Itzchel que ahora baila (no tubo). Otros huyeron después, como la Shero que siempre será recordada por su frase “Yo estudio en lo que me caso” y como Luis que no sabemos dónde está.

También hubo un agregado: Alfredo, que llegó para hacernos quedar mal a todos por hacer trabajos bien rifados jajajajaja. Y también hay otros que se quedaron atrás en el camino pero ahí siguen: Davicho, Luis Alberto, Amanda, Jonathan…

Y al final, a punto de alcanzar la meta (y tomar las chelas que eso amerita) estamos: Sara, Balduva, Pandyamiga, Lupe, Pulso, Xilef, Juan, Alejandro, Lilia, Nelly, Ulises, Marycarmen y yo…

De los profes, pues qué decir.

Silvia: aunque en segundo semestre la vimos poco porque llegaba tarde o no iba, la neta era buena onda, hasta eso sí recuerdo algunas cosas que nos enseñó (lo de Kant sobre todo).

Fortunata: esa mujer es la netísima, es bien buena onda… mejor maestra de Inglés que de Redacción. Me encanta su accesibilidad y su buen humor.

Iveiti: mis respetos a la cubana… creo que pocos profesores tan buenos como ella tuvimos, con ella leí más que con ninguno y me puse a trabajar más que nunca… y aún así no era suficiente. Además su sentido del humor bien sarcástico y maldito era genial como motivo para ir a sus clases.

Duque: la mayoría opinamos que como maestro maestro pues no es el mejor, pero siempre que uno tenía una duda o algo lo ayudaba. Es bueno como sólo él.

Judith: pues a mí siempre me trató bien aunque muchos la odian, es buena onda aunque no sepa el comando para “seleccionar todo” y dé la clase de computación.

Marco: híjole, vaya que mejoró ese hombre, la última clase que tomé con él fue por mucho mejor que la primera que nos dió. Y no hay nadie que nos aprecie tanto a los de la primera generación como él porque estuvo siempre con nosotros. Sólo él organizaba cursos con galletas y café decentes y la neta sí nos procuraba, pero uno no lo ve hasta que le cambian de coordinador. Pero que jamás vuelva a dar Redacción II, por favor.

Roque: además de… no, más bien: más que maestro, compañero y amigo, de profesión y de vida. ¿Qué puede ser mejor que eso? Siempre disponible para amigos y no amigos, siempre ayudando y apoyando. Atento siempre. De las materias que impartió, prefiero Literatura Regional a las demás, sin duda.

Adriana: nada más pienso en esta mujer y me dan ganas de sonreír, no hay alguien en este planeta que esté más loco que ella. Más divertida y mamila, nadie. Le aprendí, y le sigo aprendiendo, infinidad de cosas de todo tema. Siempre tiene algo qué decir, un punto de vista bien argumentado y una plática amena. Maestra y amiga, sí y mucho. Enojada es el diablo y está loca y sí que sabe dar en la madre… eso debería decir en su curriculum. Ah, y prefiero sus destrucciones-construcciones cabronas a las de cualquier otro.

Tapia: inteligente, sonriente y caballeroso… una mezcla de carisma y conocimientos que no es poco decir. Muy querido.

Gloria: después de todo, he comprendido (ante mis ataques de pérdida momentánea de la memoria) que igual y no está tan mal olvidar todo y confundir nombres y fechas. Después de todo, no era tan mala como creía.

Galina: rusamexicana que habla español más rápido que cualquiera en este país. Me encantaba preguntarle cosas de linguística porque para todo tenía respuesta, todo lo sabía. Me asombró y aprendí todo lo que no había aprendido en años.

Manuel: este hombre cuando anda de buenas es a todo dar, pero en esos días que se levanta con el pie izquierdo, está de no pararse en su clase. De todas las materias que dio, me gustaron más Seminario de Tradición Oral y Retórica. Esta última fue una sorpresa agradable para mí… y la otra fue divertidísima. Eso sí, jamás entendí qué quería de trabajo…

Daniel: no puedo hacer un comentario objetivo ni nada porque creo que cuando un profe se hace coordinador se gana la antipatía de gran parte del alumnado. Ha de ser como la maldición o algo así. Como profe ahí la lleva, pero debería abrirse un poco a los alumnos, empatizar y cosas así…

David: Mu, musiento de mi vida y de mi amor. Aunque teóricamente lo conocía desde hace mucho en el inguesu, me encantó conocerlo en persona y convivir con él. Un buen hombre, muy muy buen hombre, mejor colega y amigo. Cuate, compadre, carnal, y otras vainas así. Es de los que te pueden ayudar a planear un trabajo o darte tus sopes en la cabeza porque no haces nada. Gran amigo.

Gamboa: me cae bien, aunque no entendí muy bien su clase, tipo porque no es lo mío… me faltó otro tipo de clase con él para ver qué onda.

Oliver: maleducado que se va sin despedirse ni avisar ni nada. Ah, dije cosas buenas: es buena onda.

Poky: jajajajaja es pésimo contando chistes y aún así es divertido, es buena gente, aunque no sé si haya aprendido mucho con él.

Alejandro: Como profe no me tocó así bien bien, pero sí fue el mejor maestro de seminario de tesis. Este hombre es de esos que saben de todo, una biblioteca con patas, pues. Se ve que es buena persona y es simpático y agradable. Aunque a veces anda c0mo de mal humor, ha de extrañar el smog o algo. Le he aprendido mucho, me ha dado unas sangoloteadas académicas cabronas pero muy buenas porque hacen que me ponga a chambear. Lástima que no llegó antes.

Creo que son todos, faltaría agregar fotos a esta entrada: una de la primera posada, algunas de los cumpleaños, otra de cuando Mu se puso a dieta, otra de cuando leímos el magnífico cuento de Xilef de la niña huérfana que sí tenía mamá, una más de mis siestas en clases, una de la Lupe jugando nintendo en clase, unos cuantos “positos” para recordar cómo gastábamos los post its, una de Herpes de control escolar, las famosas fotos de nuestros desayunos nutritivos, unas de la banda en el Herradura echando chelas, unas dos del proyector de acetatos tan solicitado por Marco, la última posada y los cumpleaños, el concierto de Sara en Aranzazú, una de cada profesor al frente de su clase, de Marce la de la cafe, unas de la práctica de campo, también otras de los salones que compartimos, una del cartel de “la mejor alumna de la licenciatura”, las del panteón de LyLH, de la lectura maratónica del Chac Mol (o como se escriba), las piñatas con el dibujo del coordinador, de Pandy rayando alguna banca, y otras más, y hay foto de todo eso, pero será en otra ocasión.

También habrá que recordar por siempre, nuestro test de feis “¿Qué profe de Literatura de la UASLP eres?” y la aplicación “Aforismos de los weyes de literatura y sus maestros” y el controvertido manual para hacer un coloquio… ah y el blog de Caja Matrushka que logró sobrevivir.

Sólo resta decir que ha sido un placer (y a veces un martirio) compartir estos años con los compañeros (amigos o no), vernos crecer (en mi caso hacia los lados solamente), y saber que la unión estaba al menos para tratar de correr a algún profesor o suspender clases.

Muchos aseguraron que no terminaría la carrera, es más, que después de un semestre tiraría la toalla… y para la desgracia de muchos y mi satisfacción, no fue así. El rumor de que cerrarían la carrera no fue verdad tampoco. Lo de que la carrera sirva para algo o no, es algo que nunca sabremos y que ni siquiera intentaremos averiguar. Último semestre, últimas semanas, últimas sesiones, últimos encuentros juntos, último estirón.

La tesis ahí va, los proyectos y sueños también, todo eso está poca madre pero sé que será casi imposible repetir las condiciones o, al menos, volver a ver a los amigos todos juntos como ahora… y eso da nostalgia. Pero todo para mejorar; evoluciona o muere.

Los voy a extrañar (menos a Xilef… ok, tal vez extrañaré que plagie y descubrirlo), casi Licenciados.

¡Salud!

Te dije, wey… ya nos vamos a graduar… y te valió madre.

18
Oct
11

desde el diván…

Desde el diván todo se ve diferente. Además, por supuesto, de que he podido observar que los techos de las casas del centro histórico no lucen muy confiables, he podido ver con nuevos ojos muchas cosas más.

Reconozco que antes (erróneamente) poco o nada creía en los psicólogos… menos en los psicoanalistas, tenía una imagen muy mala de lo que, según yo, debía ser una terapia. Contribuyó que muchas personas me dijeran siempre que eso no servía de nada, tanto que creía que en la teoría sonaba bien bonito pero que en la práctica eran puras charlatanerías. Y no.

Ahora después de poco más de tres meses de estar cada semana en ese lugar, hasta le he tomado cariño. Más bien: me encanta ir. De haber sabido lo que era, hubiera estado ahí hace mucho tiempo, pero bueno, peor es nunca.

Mi psicóloga, además, es poca madre, me cae muy bien y es bastante  buena en su chamba. Sé que le sacó de onda que al principio le cuestionara si eso neta servía… pero eso fue hace muchas sesiones atrás.

A veces se me hace difícil darme cuenta de las cosas que, en el fondo, ya sé. Todavía más difícil la parte de reconocerlas, y más más más difícil trabajar en ellas. Digo, en las que se puede trabajar, en algunas ya el reconocimiento es un gran paso… o la comprensión siquiera.

Claro que me gustaba hablar frente a frente con ella, pero definitivamente prefiero el diván (aparte porque es más cómodo jajajaja). Es como hablar con tu conciencia (o lo que haya de ella), como ver el panorama y, especialmente, como empezar a autocomprenderse o algo parecido a eso.

La neta es que yo creía que los psicólogos te decían qué hacer y qué no hacer… pero no, no es así, te hacen ver más (realidades, deseos, posibilidades, opciones, etcétera) y eso está chido.

En fin… la tranquilidad y la comprensión son dos cosas que poco a poco me está dando ir con Oilicec. La felicidad no sé si llegue así como tal, pero al menos me siento muy bien.

Te dije, wey… =) 




AVISO IMPORTANTE

Acabas de entrar a un blog que utiliza la parodia como modus operandi. Bienvenidos amigos, no amigos, trolles y/o cosas peores.

y que la libertá de expresión, no les valga madre

… pero te valió madre

Memorias, anécdotas, súplicas, llantos, risas...

Todos los días que algo te valió madre

abril 2017
L M X J V S D
« Ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

ándale, que ya te vi =)

Internet Blog Serial Number

IBSN: Internet Blog Serial Number 1987-13-06-09

Te dije... que te registraras...

Creative Commons License
Te dije wey is licensed under a Creative Commons Atribución-No comercial-No Derivadas 2.5 México License.
Permissions beyond the scope of this license may be available at NI MADRES.